Scroll Top
Dormitorio principal

reforma de dormitorio principal

A la hora de decorar nuestro dormitorio ideal, generalmente se tiende a poner el foco en el cabecero de la cama. Sin embargo, a veces una cama sin cabecero es la opción más ideal. Ya sea por el tamaño de la habitación (demasiado pequeña, por lo que necesitamos esos centímetros que ocupa el cabecero), por una cuestión económica (disponemos de poco presupuesto) o incluso porque queremos enfatizar otra parte de la habitación y el cabecero le quitaría ese protagonismo.

Lo cierto es que las camas sin cabecero pueden quedar espectaculares. La desnudez de la pared se convierte en un lienzo en blanco, en el cual se abre un infinito abanico de posibilidades para personalizarlo a tu gusto. Jugando con las formas y el color, creando tu propia galería de arte con tus fotografías favoritas, los cuadros que te inspiran, reproduciendo una revista mítica, con baldas, estanterías, papel pintado o incluso con pinturas de efecto pizarra para realizar tus propias obras de arte a tiza.

Os dejamos con la propuesta que hicimos para un dormitorio principal de uno de nuestros clientes.

Con poca inversión y mucha imaginación, se puede conseguir grandes cambios.

dormitorio principal antes

Nos encontramos con un dormitorio principal completamente amueblado. Baldosas de terrazo de color blanco y negro que revisten el suelo, junto a un pequeño zócalo de madera contrachapada con acabado de pintura plástica color marrón.

Las paredes de todo el inmueble disponen de un acabado blanco con gotelé.

Objetivo

Se propone reutiliza parte del mobiliario existente (mesillas de noche, armario y cómoda). Para darles una segunda vida, se deberán pintar de color blanco roto o gris claro (a juego con el color de la puerta) y cambiar los tiradores por otros metálicos (color plata / aluminio mate claro), con agarres alargados (debe coincidir los agujeros del pomo original con el nuevo). Recomendación: llevar el pomo original a la tienda / ferretería y comprobar que los agujeros de los tornillos coinciden con el que se va a adquirir.

Debido a la ausencia de cabecero, la pared actuará como tal, por lo que se aconseja pintar (únicamente esa) de un color verde agua. Se recomienda cambiar la ropa de cama por colores más neutros y se propone la creación de una zona complementaria a la cómoda y el armario (en una esquina de la habitación), con un espejo de pie y una alfombra redonda. Un espacio destinado a facilitar una actividad tan esencial en el día a día como es vestirse.

Preparación del espacio

Primeros pasos antes de amueblar:

  1. Quitar el “gotelé”, alisar y pintar las paredes de color blanco
  2. Pintar las puertas y zócalos de color gris claro.
  3. Cambiar el pomo de cada puerta por otro metálico con agarre alargado.
  4. Cambiar el suelo de la estancia por losetas autoadhesivas de PVC (suelo vinílico) de imitación a madera, colocadas encima del suelo existente. La instalación no requiere obra.

Procedimiento

  • Medir el largo por el ancho del espacio donde se va a aplicar el nuevo suelo. Al resultado se le añade un 10% más, ya que es el material que se va a perder con los cortes.
  • Elección de material: Imitación a madera (color claro). Antes de comprar el material hay que asegurarse que el color y las betas de la madera de cada paquete coinciden.
  • Limpiar el suelo antes de realizar la colocación de las losetas. El trabado de las piezas será el 25% o 30% de la medida de la pieza.

Finalmente se mantienen algunos muebles como hemos mencionado anteriormente, mientras que otros se complementan o se sustituyen, reflejado en un inventario con el mobiliario y las indicaciones necesarias para llevar a cabo la propuesta. 

Dormitorio principal después

Representación de la propuesta final mediante infografías 3D.