Scroll Top
Despacho
Reforma de despacho

El teletrabajo se ha implantado a marchas forzadas en nuestras vidas, debido a la nueva realidad impuesta por el COVID-19. A muchos nos cogió por sorpresa, por lo que nos vimos obligados a adaptar una parte de nuestras viviendas para el desarrollo exclusivo de las actividades que antes hacíamos en la oficina.

Pero ¿cómo creamos un espacio adecuado para trabajar en nuestro hogar?

Elegir bien el sitio donde nos vamos a instalar

Un espacio con poco ruido y sin distracciones. El objetivo es que sea lo más cómodo y funcional posible.

La luz es un aspecto a tener en cuenta

La luz natural ayuda a no forzar la vista y a ahorrar en el consumo eléctrico. En el caso de que no sea posible conseguir un espacio con suficiente luz natural, existen otras alternativas como las lámparas regulables en intensidad y temperatura de color, para modificarlas conforme varía la luz del sol. Por la mañana necesitaremos luz más fría que nos active y conforme avance el día una luz más cálida. Todo ello con el empleo de bombillas de bajo consumo o de LED, las cuales contribuyen a la disminución del consumo de energía eléctrica, además de ser más respetuosas con el medio ambiente.

La ergonomía, importante cuando hablamos de trabajo y salud

Una silla cómoda que se adapte a nuestro cuerpo junto a una mesa funcional, serán nuestros mejores aliados. Para conseguir una mayor integración del mobiliario de trabajo con el estilo de tu vivienda, lo mejor es emplear tonos claros y materiales naturales.

Orden y organización

Importante el orden y la organización mediante baldas, estanterías, cajones, archivadores etc.

Dale un toque con plantas naturales

Y por último, añadiendo un toque personal con plantas naturales, conseguiremos dar color y frescor a nuestra zona de trabajo, todo ello sin recargar demasiado el ambiente para evitar así posibles distracciones.

“Nuevos tiempos, nuevos espacios”.

Antes

Nos encontramos con un dormitorio parcialmente amueblado, con una pequeña cama, una mesa de baja altura y una lámpara de pie. Baldosas de terrazo de color blanco y negro que revisten el suelo, junto a un pequeño zócalo de madera contrachapada con acabado de pintura plástica color marrón. Las paredes de todo el inmueble disponen de un acabado blanco con gotelé.

Dormitorio secundario antes de la reforma
Dormitorio secundario con cortinas antes de la reforma

OBJETIVO

Se propone crear un espacio de teletrabajo (despacho), reutilizando la cama que forma parte del mobiliario existente. Para darle una segunda vida, se le otorga un nuevo uso de “sofá” o “zona de relax”, para los descansos que se realizan durante el horario laboral.

Preparación del espacio

Primeros pasos antes de amueblar:

    1. Quitar el “gotelé”, alisar y pintar las paredes de color blanco.
    2. Pintar las puertas y zócalos de color gris claro.
    3. Cambiar el pomo de cada puerta por otro metálico con agarre alargado.
    4. Cambiar el suelo de la estancia por losetas autoadhesivas de PVC (suelo vinílico) de imitación a madera, colocadas encima del suelo existente. La instalación no requiere obra.

PROCEDIMIENTO:

  • Medir el largo y el ancho del espacio donde se va a aplicar el nuevo suelo. Al resultado se le añade un 10% más, ya que es el material que se va a perder con los cortes.
  • Elección de material: Imitación a madera (color claro). Antes de comprar el material hay que asegurarse que el color y las betas de la madera de cada paquete coinciden.
  • Limpiar el suelo antes de realizar la colocación de las losetas. El trabado de las piezas será el 25% o 30% de la medida de la pieza.

Finalmente, se mantiene un único elemento (la cama), mientras que otros se complementan o se sustituyen, reflejado en un inventario con el mobiliario y las indicaciones necesarias para llevar a cabo la propuesta.

Después / despacho

Representación de la propuesta final mediante infografías 3D.